Articulo:

Rehabil. integral 2008; 1 (1): 28-31

Anomalías dento-maxilares y factores asociados en niños con parálisis cerebral

Resumen

Introducción: los pacientes con parálisis cerebral atendidos en el Instituto de Rehabilitación Infantil de Santiago, presentan mordidas abiertas y disfunción oral. Objetivo: determinar anomalías dento maxilares y relacionarlas con diagnóstico de parálisis cerebral y factores asociados de alimentación, respiración y hábitos parafuncionales. Pacientes y método: estudio descriptivo transversal, que incluyó revisión de fichas clínicas 2005-2006, examen extra e intraoral y encuesta a los padres de 80 niños, ambos sexos, con diagnóstico de parálisis cerebral entre 4 y 12 años de edad. Resultados: 83% de los niños, presentó tetraparesia espástica severa. Se encontró alta incidencia de mordida abierta anterior, caras alargadas compatibles con crecimiento dolicofacial e incompetencia labial. Asociado a este biotipo facial, se halló respiración mixta de predominio bucal y ausencia de movimientos de lateralidad. La relación intermaxilar es tipo I y neutro oclusión según clasificación de Angle. De los hábitos de alimentación, el 50% de los pacientes con tetraparesia comen picado; alrededor del 60% con diplejia y hemiparesia comen entero. Los hábitos parafuncionales no fueron significativos, 47% de los pacientes encuestados los tenían. Conclusiones: la parálisis cerebral es una variable importante asociada al desarrollo de una desarmonía dentomaxilar como la mordida abierta y de la disfunción del sistema estomatognático.

 

Introducción

La parálisis cerebral (P.C.) se caracteriza por una lesión no progresiva en un cerebro inmaduro, en periodo prenatal o post natal, antes de los 5 años de edad es decir, antes que el sistema nervioso central complete su desarrollo. La característica de la P.C es el trastorno del movimiento y de la postura. Junto con la alteración motora se pueden encontrar una serie de discapacidades que afectan al individuo que la padece: retardo mental, alteraciones sensoriales, de lenguaje, de aprendizaje, síndromes convulsivos, frecuentes episodios de enfermedades del tracto nasofaríngeo y respiratorio, problemas emocionales y anomalías dentó maxilares (A.D.M).

La gran mayoría de pacientes con P.C. que se atienden en el Instituto de Rehabilitación Infantil Teletón de Santiago, presentan como A.D.M., mordida abierta anterior. Además, presentan trastornos en las funciones normales del sistema estomatognático. Alimentación: no son capaces de comer entero y se les cae parte de la comida de la boca. Respiración: respiran por la boca lo que les genera irritación de la mucosa bucal y de las vías respiratorias. Lenguaje: tienen dificultad en la articulación de fonemas. Salivación: no son capaces o tienen dificultad para tragar su saliva, lo que obliga a muchos de ellos a usar baberos, manteniendo la piel perioral irritada.

Los factores medioambientales que dañan el sistema estomatognático en niños con P.C son:1) La alteración del tono muscular que estos pacientes presentan y la postura corporal alterada que ellos adoptan. 2) Hábitos parafuncionales como succión de dedo y/o chupete, que exacerban las anomalías que puedan presentar.3) Hábitos de alimentación, en relación a la consistencia de los alimentos versus edad cronológica.

Como en Chile no se encuentran estudios en niños con P.C. sobre hábitos para-funcionales ni tampoco de anomalías dentómaxilares, lo que limita las comparaciones con resultados previos, se planteó como objetivo principal, realizar un diagnóstico del sistema estomatognático en niños con parálisis cerebral entre 4 y 12 años, de ambos sexos, relacionándolo con la expresión de parálisis cerebral y cuantificar la relación entre ambos maxilares y con el macizo cráneo facial. Como objetivo secundario, relacionar las diferentes expresiones de P.C. con hábitos parafuncionales (succión chupete y/o dedo), tipo de respiración, alimentación y movimiento de lateralidad mandibular.

 

Materiales y Metodos

Se realizó un estudio descriptivo transversal, de 80 niños con parálisis cerebral entre 4 y 12 años de edad, de ambos sexos, con residencia en la Región Metropolitana. Los pacientes acudieron a control a la clínica odontológica del IRI Teletón de Santiago, entre noviembre 2005 y noviembre 2006 excluyéndose: niños de otras edades, con síndromes genéticos, enfermedades metabólicas, distrofias musculares y otras enfermedades que no eran parálisis cerebral. Las variables clínicas en relación al diagnóstico de P.C. se obtuvieron directamente de la ficha clínica del IRI. Las características extraorales, aspecto facial y relación intermaxilar, se registraron por observación directa del paciente. Las características intra-orales se clasificaron utilizando espejo dental y por observación directa.

 

Resultados

1) Examen funcional

La mayoría respira por la boca, esto favorece la mordida abierta y los paladares altos y comprimidos. La lengua esta en posición baja para permitir la entrada del aire, y se ubica entre los incisivos, perpetuando la mordida abierta. Este tipo de respiración produce grandes alteraciones de las vías respiratorias, inflamación de la mucosa oral y faríngea. No hay desarrollo del tercio medio del rostro, los pómulos se achatan y la nariz se mantiene pequeña, no existe el estímulo de la respiración para el desarrollo de este segmento. No realizan lateralidad mandibular lo que significa que para mascar los alimentos lo hacen sólo con movimiento de bisagra, siendo imposible morder alimentos de consistencia firme. Un gran porcentaje no tiene cierre labial lo que favorece que los dientes superiores se adelanten ayudando a la mordida abierta. Además los labios no pueden realizar el sellado anterior necesario para la deglución normal, sino que el sellado se hace con lengua y labios, se favorece también la mordida abierta, la caída de alimentos al comer y la salivación. (Gráfico 1)

Sin título

2) Hábito oral parafuncional por examen funcional oral, dirección de crecimiento facial y relación oclusal vertical.

El hábito parafuncional se refiere a la succión de chupete, dedo y/o mamadera más allá de los dos años. Si bien sólo se observó significancia estadística en relación a la respiración no es menos importante este mal hábito. En niños que no tienen P.C. estos hábitos producen alteraciones importantes en la relación de sus maxilares: mordidas abiertas, respiración bucal, interposición lingual, deglución infantil. El chupete es un pacificador pero hoy día se usa como juguete. Nuestros pacientes no están ajenos a esta moda, si observamos atentamente los niños que deambulan por el IRI usan también el chupete colgado en la ropa. El niño rápidamente lo aprende a usar y lo lleva a su boca. Está claro que algunos pacientes por tener necesidades especiales lo necesitan, como por ejemplo cuando el chupete baja el nivel de autoagresión, entonces se justifica su uso. Pero cuando no sucede esto último sólo sirve para exacerbar la anomalía del sistema estomatognático. Es necesario educar a la familia y a todos los que trabajamos con estos pacientes, evitando el uso del chupete o mamadera cuando no es indispensable. (Tabla 1)

Sin título

3) Consistencia de los alimentos

La consistencia de los alimentos y la función lingual al comer, es significativa en relación al diagnóstico de parálisis cerebral, es decir los niños con daño severo comen picado y sacan la lengua al comer, botando parte de la comida. Este aspecto junto con la mordida abierta y la caída de la saliva son los factores que más preocupan a los padres. Se hace necesario empezar a rehabilitar la región orofacial, implementar medidas preventivas y/ o interceptivas para minimizar el daño y mejorar la calidad de vida de estos niños y sus familias. Nuestros pacientes se insertan en todas las actividades de la sociedad y el aspecto que ellos presentan, muchas veces dificulta su real inserción.

Conclusión

La parálisis cerebral es una variable asociada a la génesis de anomalía dentó- maxilar y el daño depende de la gravedad de la lesión cerebral.

Se verifica mayor frecuencia de alteración de la función en el sistema estomatógnático y crecimiento vertical o dolicofacial en pacientes con tetraparesia.

Las características anátomo-funcionales del sistema estomatognático están alteradas en directa relación al daño neurológico que el niño presente.

Los hábitos de succión dedo/chupete, alimentación molida con tenedor o licuada y respiración bucal exacerban las alteraciones morfo funcionales de este sistema.

Se requiere realizar mas estudios, de tipo longitudinal, comenzando en edades muy tempranas, apenas diagnosticada la P.C.

Agradecimientos

Proyecto de investigación aprobado y financiado por Instituto de Rehabilitación Infantil Teletón.

Referencias

1.- Argandoña J. Sistema estomatognático en niños. Desarrollo, función y disfunción. Revista Sociedad Chilena de Odontopediatría, 2003. Ed. especial. vol 15 y16 (19-22).

2.- Agurto P, Díaz R, Cádiz O, Bobenrieth F. Frecuencia de malos hábitos orales y su asociación con el desarrollo de anomalías dentómaxilares en niños de 3 a 6 años de área Oriente de Santiago. http://www.scielo.cl/scielo.php?pid=S0370-1061999000600004-&script=sci_arttext&tlng=es (Nov. 2005)

3.- Garrido G. El crecimiento vertical. Etiologia, diagnóstico y tratamiento en dentición mixta. Publicación Fundaciones Gnathos.http://w.w.w.gnathos.net/administrador/artículos_científicos/upload/28.pdf

4.- Mena M. Síndrome de parálisis cerebral. En: Enfermedades invalidantes de la infancia. Enfoque integral de rehabilitación vol II pág14-19. Santiago .IVROS 2006.

5.- Navas CX. Trastornos del mecanismo succión deglución. Rev. Gastrohnup. 2003. 5 (1): 73-75.

6.- Vera A, Chacón E, Ulloa R: Estudio de la relación entre la deglución atípica, mordida abierta, dicción y rendimiento escolar por sexo y hogar en niños de preescolar a sexto grado en dos colegios de Catia. http://www.ortodoncia.ws/publicaciones/2004/deglucion_atipica_mordida_abierta_diccion_rendimiento_escolar.asp