Editorial:

Rehabil. integral 2018; 13 (2): 56-58

Sobre la metodología de investigación cualitativa

“Todo lo que puede ser cuantificado, no necesariamente cuenta;

todo lo que cuenta, no necesariamente puede ser cuantificado."

(Albert Einstein)

Metafóricamente hablando, iluminar a través del conocimiento es la más excelsa misión de toda persona que se reconoce a sí misma como investigador/a.

 

Es científico/a quien investiga, es decir, el sujeto cognoscente (quien conoce) que se relaciona con un objeto de conocimiento (aquello que se conoce), en el proceso que da como resultado un producto mental nuevo, llamado conocimiento1.

 

La manera en que trabaja quien se dedica al arte de la ciencia, es decir el método científico, es una forma de mirada, a través de una sofisticada lupa que “coloca” sobre los fenómenos    de la realidad tanto física, como natural y social2, para describirla, identificar las leyes que la rigen, predecir su comportamiento, es decir, observar qué sucede cuando interactúa deliberadamente con su complejidad. Desde mucho antes de formular el método científico, el ser humano ya utilizaba el poder del análisis para examinar problemas complejos, es decir, desde tiempos inmemoriales, aquel ya generaba problematización y solución, como por citar alguno, el descubrimiento del fuego.

 

Hoy en día, existe una progresión en el razonamiento científico, hacia la integración de diferentes perspectivas y formas de aprehender la realidad natural, algo así como cambiar la sofisticada lupa por un globo aerostático, es decir, levantar la mirada desde el “microcosmos” hacia el paisaje total, para así continuar enriqueciendo la comprensión de la realidad. Ya desde los tiempos de Descartes y Kant, surge el debate explícito sobre si la búsqueda de la “verdad” debe estar centrada en la asumida objetividad y los números, o si se debe abrir la oportunidad  a los procesos mentales que organizan las impresiones que registran los sentidos3, es decir, actualmente se observa claramente una evolución y una apertura en el pensamiento científico.

 

Es indudable que el aporte de la ciencia centrada en los números y en la observación de variables, también llamada investigación cuantitativa, constituye en su inicio, la base del conocimiento científico. Aquella se describe como el proceso de utilizar modelos complejos matemáticos o estadísticos para encontrar el sentido en los datos y potencialmente predecir comportamiento a través de deducciones4. Incluso, hoy en día, el análisis cuantitativo, está siendo vertiginosamente impulsado por tecnologías tan eficientes y rápidas, que permitirán  por ejemplo, identificar patrones y respuestas más eficientes, oportunas y que hagan menos costosas las intervenciones en salud.

 

En forma sincrónica con este desarrollo, en los ámbitos académicos, ha ido creciendo una mirada científica alternativa, la experiencia fenomenológica, que examina las experiencias vividas por el propio individuo en primera persona, es decir, la exploración de los contenidos de la conciencia. Esta línea de pensamiento inductivo, incorpora los modos de comprender el mundo a través de la experiencia sensible, en forma rigurosa y sistemática. La investigación fenomenológica, también conocida como cualitativa, procura explicar los significados en los que estamos inmersos en nuestra vida cotidiana, y no las relaciones estadísticas, el predominio de variables o la frecuencia de determinados comportamientos5.

 

Es el método de investigación científica de excelencia para conocer al ser humano y la experiencia que tiene sobre los significados; un camino diferente del método experimental utilizado por las ciencias naturales, ya que implica una mirada en profundidad sobre datos no numéricos. Es decir, es una forma de investigación que produce datos descriptivos, de las propias palabras de las personas, habladas o escritas, y de la conducta observable. De esta manera, se analiza información expresada a través del lenguaje y el comportamiento en ambientes naturales, información sobre creencias, valores, sentimientos y la misma complejidad6. Un estudio cualitativo publicado en este volumen, investiga el proceso de construcción de la identidad personal en pacientes con parálisis cerebral. En éste, entre otros datos, se identifica una serie de etapas en este proceso de construcción de significados, las que aportan información relevante a la hora de elaborar planes de acompañamiento pertinentes y oportunos al pesquisar necesidades de apoyo psicosocial del usuario y sus figuras familiares significativas.

 

Asimismo, otro estudio cualitativo sobre las experiencias de las madres de jóvenes con lesión medular, muestra que aquellas se vuelven expertas cuidadoras, otorgando un cuidado holístico, no obstante en su vivencia interna, experimentan sobrecarga, abandono del yo y deterioro de su salud. La elocuencia de este hallazgo apunta a lo que debe ser considerado en la planificación de las intervenciones del equipo de rehabilitación.

 

Desde esta mirada cualitativa es donde se puede descubrir, por ejemplo, que los participantes entienden la situación de discapacidad como una adversidad superable que les permitió un mayor crecimiento personal; y en forma sincrónica, publicado también en este volumen, se aprecia el aporte del estudio cuantitativo sobre las competencias parentales (CP), el que muestra que alrededor de un 70% de los padres necesitarían una intervención más especializada, intensiva y/o prolongada destinada a fortalecer habilidades parentales durante el proceso de rehabilitación de sus hijos/as.

 

El incentivo al desarrollo de investigación ya sea cuantitativa y/o cualitativa, permite desde este análisis enriquecer y complejizar la mirada científica, ya sea a través de la obtención de datos numéricos y/o integrando la experiencia del usuario, que es quien no sólo requiere rehabilitación integral, sino que es también “alguien” que vive, siente y se formula preguntas, siendo protagonista del proceso de rehabilitación. Se incorpora así riqueza y pluralidad al producto mental, llamado conocimiento sobre rehabilitación.

 

Mariana Searle Solar

Psicóloga

Referencias

  1. Martínez J. Métodos de investigación cualitativa. Silogismo, Revista de la Corporación Internacional para el Desarrollo Educativo [Internet], 2011 [citado el 25 de noviembre de 2018]; Número 8, 1-34. Disponible desde: http://www.cide.edu.o/doc/investigacion/3.%20metodos%20de%20investigacion.pdf.
  2. Kreimer El científico también es un ser humano. Siglo XXI Editores [Internet]; Argentina. 2009 [citado el 27 de noviembre de 2018]. Disponible desde: https://www.researchgate.net/publication/277249966_El_cientifico_tambien_es_un_ser_humano.
  3. Valles Técnicas cualitativas de investigación social. Editorial Síntesis [Internet], 1999 [citado el 5 de diciembre de 2018], Madrid, España. Disponible desde: https://metodologiaecs.files.wordpress.com/2014/11/vallesmiguel-tc3a9cnicas-cualitativas-de-investigacic3b3n-social-1999.pdf.
  4. How Has Quantitative Analysis Changed Health Care? University of Central Florida [Internet]; [citado el 14 de diciembre de 2018]. Disponible desde: https://www.ucf.edu/online/healthcare/news/quantitative-analysis-changed-health-care/
  5. Navarrete Fenomenología: Una alternativa de investigación científica más próxima al diseño. Actas de diseño [Internet], 2015 [citado el 7 de diciembre de 2018]; 19: 211-7. Disponible desde: https://fido.palermo.edu/servicios_dyc/publicacionesdc/vista/detalle_articulo.php?id_articulo=11258&id_libro=541.
  6. Taylor SJ, Bogdan Introducción a los métodos cualitativos de investigación, Ediciones Paidós, Buenos Aires [Internet]; 1984 [citado el 1 de diciembre de 2018]. Disponible desde: https://iessb.files.wordpress.com/2015/07/05_taylor_mc3a9to- dos.pdf.